La importancia de invertir con impacto

10/ 11/ 2019 13:36:06   Iván García   Archivo: Double return | Impact investing

Anteriormente describimos el significado de Impact investing y explicamos las características y tendencias clave de este tipo de inversión. Hoy queremos cerrar con un tercer post donde reflexionemos sobre la importancia de este tipo de inversión en el mundo y las diferencias que hacen que sea tan única y diferente. 

 

INVERSIÓN DE IMPACTO vs INVERSIÓN CONVENCIONAL

La inversión de impacto agrega un segundo objetivo de retorno a la gestión de una cartera de inversiones. Además de buscar retornos financieros, el inversor de impacto también tiene como objetivo lograr un impacto positivo en objetivos sociales, económicos o ambientales. Esto requiere integrar consideraciones de impacto, junto con consideraciones financieras, en la estrategia de inversión de la cartera y en las decisiones sobre si comprar y vender activos. Y no sólo en el momento de la inversión o desinversión, ya que también afecta a la información y los datos que los inversores supervisan y gestionan sobre los activos en su cartera.

Al igual que con otras formas de inversión, los inversores de impacto tienen diferentes apetitos por el riesgo financiero y objetivos de rendimiento financiero. Igualmente, pueden apuntar a diferentes objetivos de impacto y a la escala de impacto que pretenden lograr.

En esta línea, es importantísimo destruir el mito de que invertir en pro del impacto implique necesariamente un sacrificio en el rendimiento financiero. Debemos tener presente que las expectativas de riesgo vs rentabilidad son realmente un “trade-off” personal que asume cada inversor y en la inversión de impacto es igual, pero introduciendo el elemento retorno de impacto. Es más, los índices de seguimiento que nos da Cambridge Associates, como ya hemos mencionado, sitúan los rendimientos financieros de los activos de impacto muy cercanos a los convencionales.

 

Un inversor de impact investing tendrá su propio perfil de riesgo, retorno financiero y retorno de impacto y mientras algunos admitan una reducción en el rendimiento financiero a favor del retorno sobre impacto, otros pueden exigir maximizar y superar expectativas de mercado en ambos rendimientos. Lo que sí debe existir en todo caso, es la expectativa de rendimiento financiero positivo ya que si no dejamos el mundo de la inversión de impacto y nos adentramos en el de la inversión filantrópica.

Es verdad que el impact investing se puede considerar un tipo de inversión realizada en organizaciones, empresas y fondos que responden a necesidades sociales no satisfechas y lo hacen ante la necesidad del Tercer Sector de evolucionar hacia un modelo innovador y de emprendimiento para encontrar nuevas soluciones con las que afrontar los retos y problemas que la sociedad se plantea solucionar. 

En esta persecución de un modelo más efectivo y sostenible, podemos decir que las fundaciones y las organizaciones filantrópicas e instituciones financieras de desarrollo fueron las que iniciaron el mundo de la inversión con la intención de impactar de forma positiva como alternativa a las donaciones sobre todo, para dar lugar a una forma más sostenible de resolver los grandes problemas sociales y con capacidad de llegar a más inversores. No obstante, el paso hacia una exigencia en su rendimiento financiero es lo que diferencia impact investing de su prima hermana, la inversión filantrópica.

Hoy en día, cada vez son más los patrimonios que tratan de lograr un impacto con sus inversiones. Para satisfacer esta demanda, los gestores de activos ofrecen cada vez más productos de inversión de impacto junto con sus productos de inversión convencionales. Esto es un hecho evidente que tiene el peligro de desacreditar el término “impacto” si su uso se convierte en moda y se convierte en una mera pegatina comercial. Debemos velar por asegurar que los propietarios de los patrimonios identifiquen bien cuándo detrás de los activos denominados “impact” se alberga método, profesionalidad y autenticidad.

Sin duda la moda se superará y en menos tempo de lo esperado dejaremos de usar el término “impact investing” porque toda la inversión incorporará la medición del impacto. No se concebirá invertir sin medir de forma profesional y metódica el impacto que produce.  Luego serán los inversores quiénes decidan si se cumple con sus expectativas de riesgo, rentabilidad y retorno de impacto. Será sólo cuestión de tiempo que la pregunta sobre cómo difiere la inversión de impacto de la inversión convencional, caduque.

 

¿POR QUÉ ES IMPORTANTE LA INVERSIÓN DE IMPACTO?

Los inversores buscan cada vez más invertir con impacto, y este es especialmente el caso de las mujeres y los millennials, que controlarán una mayor parte de la riqueza en los próximos años. Será por la entrada de nuevos perfiles en el control de los patrimonios o porque la sociedad en general está cambiando la percepción de cómo se debe emplear el capital, pero la realidad es que un número creciente de inversores está adoptando los Objetivos de Desarrollo Sostenible y otros objetivos similares, como punto de referencia para ilustrar la relación entre sus inversiones y los objetivos de impacto.

Y es con esta creciente demanda que llega la responsabilidad de identificar las herramientas más efectivas. La inversión se combina con el éxito algunos factores clave: capitales, emprendimiento, habilidades de gestión y financieras, enfoque en resultados, asociaciones entre inversores y emprendedores y es por eso que ha sido un gran propulsor de la generación de nuevos recursos, la resolución de grandes problemas y motor del crecimiento. Estos elementos son justo lo que necesita la sociedad para afrontar los grandes retos como los propios objetivos de desarrollo sostenibles de las Naciones Unidas. Por eso, los inversores del sector privado han sido identificados como una fuente crítica para su solución.

 

¿POR QUÉ INVERTIR PARA CREAR IMPACTO POSITIVO?

La inversión de impacto es una revolución imparable que desafía la creencia arraigada en el mundo financiero de que los problemas sociales y ambientales deben abordarse solo por los gobiernos y el tercer sector con donaciones filantrópicas, y que las inversiones de mercado deben centrarse exclusivamente en lograr rendimientos financieros.

La realidad es que el impact investing ofrece oportunidades diversas y viables para que los inversores pongan a su dinero a rendir financieramente mientras promueve soluciones sociales y ambientales a través de inversiones.

Es por ello que muchos tipos de inversores están entrando en el creciente sector de la inversión de impacto y aquí algo más de detalle sobre algunas motivaciones comunes para los inversores:

 Cumplir con los grandes retos mundiales. Los problemas más acuciantes del mundo como son el cambio climático, pobreza extrema, acceso limitado a la atención médica y la educación,  no pueden quedarse en manos de las instituciones públicas. Los hechos demuestran que no son la solución. Se necesita la implicación de la sociedad y capital privado para financiarlo.

Lograr retornos a tasa de mercado. Cualquier negocio se basa en resolver un “pain” y por tanto, los desafíos globales son oportunidades globales. Además, ya hay evidencias reales de que las inversiones en impacto producen retornos con tasa de mercado.

Estabiliza la cartera. La inversión de impacto puede ser un complemento útil a otras inversiones en la cartera. Estudios han demostrado que los fondos de impacto social en promedio tuvieron una menor volatilidad que los fondos comparables sin impacto.

Responsablemente rentable. En el caso de las corporaciones, las inversiones en causas sociales, de salud y ambientales proporcionan una manera eficiente de cumplir con los objetivos de responsabilidad social corporativa con una rentabilidad atractiva frente a las donaciones o subvenciones que simplemente entregan dinero.

Alinear valores con inversiones. Con la inversión de impacto, los valores y las ganancias ya no tienen que competir. Es posible ganar dinero y contribuir a lo que se considera importante.

Conecta grandes pensadores. La inversión de impacto reúne reconocidos activistas de derechos humanos, destacados empresarios, inversores y expertos en desarrollo. La inversión de impacto reúne a personas de diversos orígenes que están unidas por la creencia de mejorar la sociedad y el planeta a través del capital.

Conecta inversores con la sociedad. A menudo es fácil para un inversor centrarse demasiado en los resultados financieros de nuestras carteras. Invertir en oportunidades sociales o ambientales amplía los horizontes y brinda la oportunidad de impulsar un cambio positivo y conectar con las necesidades que afronta la sociedad.

Sé parte de la solución. Los inversores se encuentran ante la oportunidad de actuar en colaboración para transformar las economías y redefinir las nociones de valor. La inversión de impacto permite ser parte del cambio social que marca una diferencia apreciable para el planeta y las futuras generaciones.

Todas estas motivaciones son las que llevan a grandes inversores a apostar por la inversión de impacto. Motivaciones que desde Mumtree creemos que no van a hacer más que aumentar si queremos acelerar el necesario camino hacia un mundo mejor.  Nosotros queremos ser parte de la solución y queremos que tanto inversores como compañías lo sean también con nosotros.