8 Fórmulas de crecimiento inteligente e impacto positivo

2/ 10/ 2019 19:47:34   Nacho Rivera   Archivo: Double return | Impact revolution | Sustainable growth

En Mumtree queremos redefinir el significado de la inversión y el capital privado en el mundo. Queremos que además de ofrecer un retorno a los inversores, el capital esté en manos de aquellos que lo utilizarán para crear negocios que generen un mundo mejor. 

Dentro de la industria financiera y de inversión esto se conoce como “Impact investing” y nace de la simple idea de entender que es posible ganar dinero y tener impacto positivo en el mundo al mismo tiempo. Esto es algo totalmente revolucionario y transformador y hasta hace poco tiempo, era realmente una quimera. 

Redefiniendo el rol de la economía.

La economía es una ciencia que siempre ha perseguido el crecimiento como fin último de su propia existencia. Las empresas buscan crecimiento que genere beneficios y las naciones miden su riqueza a través del consumo de productos de una economía. Esto ha propiciado que en favor de este crecimiento se hayan descuidado muchas otras cosas. 

La economista Kate Raworth, en su libro Doughnut Economy, presenta las bases de un nuevo modelo económico. Con un discurso muy rompedor, hace un llamamiento a los economistas y las escuelas de negocio de todo el mundo para que redefinan la medición del éxito de una economía y para que ofrezcan nuevas perspectivas ante los retos globales a los que nos enfrentamos la actualidad. 

Entidades como la Unión Europea o Naciones Unidas ya empiezan a hablar de crecimiento inteligente, responsable o sostenible. Son distintos términos que tratan de reflejar que el crecimiento por crecimiento no tiene sentido, que las compañías y las economías que crezcan a partir de ahora lo tienen que hacer teniendo en cuenta el impacto que genera este crecimiento e intentando ser lo más regenerativos posibles. 

Es posible conseguir crecimiento e impacto positivo al mismo tiempo. 

La tribu que formamos parte de Mumtree llevamos años conociendo el ecosistema de emprendedores de impacto y la transformación de las grandes compañías para generar impacto positivo y estamos seguros que hay un conjunto de tendencias y cambios que hacen que este nuevo modelo hoy en día ya sea posible. 

Ya no es sólo que el crecimiento tenga que ser responsable, sino que las propias compañías que invierten y apuesten por este tipo de crecimiento, crecerán más rápido y garantizarán su sostenibilidad en la economía del futuro. 

Hemos recogido ejemplos concretos de esta relación y los hemos resumido en los siguientes 8 puntos donde se reflejan los beneficios económicos que puede tener el impacto positivo dentro de una compañía. Son 8 relaciones entre variables económicas que demuestran que las compañías de impacto son ya una gran oportunidad de inversión. 

 

1. Reducción de costes

Gran parte del gasto de las compañías se destinan a cubrir gastos fijos relacionados con el consumo de energía eléctrica de sus oficinas o sus centros de operaciones, o también a pagar suministros como la gasolina en sus  desplazamientos.

Los procesos de eficiencia energética o la inversión en energía renovable han demostrado que son rentables y que su inversión merece la pena porque a largo plazo acaba generando ahorro para la compañía. 

También los nuevos modelos de movilidad colaborativa ofrecen la posibilidad de aprovechar rutas de terceros o conectar unas rutas con otras para evitar las largas distancias y el desaprovechamiento de espacio en las flotas. 

Todas estas distintas iniciativas, además de disminuir el número de emisiones de gases de efecto invernadero son optimizadores de negocio y generadores de ahorro para las compañías. 

 

2. Acceso a fuentes de financiación. 

En ciertos momentos las compañías necesitan financiación para impulsar el crecimiento, por ejemplo a la hora de afrontar un proyecto de internacionalización hacia un nuevo mercado. 

Muchas veces tienen los recursos necesarios para afrontar estos procesos pero muchas veces tienen que recurrir a financiación externa.  Las compañías que ofrecen esta financiación cada vez le dan más importancia al impacto social o ambiental que genera la empresa para conceder ese capital que necesitan. 

Los bancos u otras entidades financieras, al igual que las administraciones públicas buscan apoyar proyectos de compañías que estén ayudando a solucionar grandes retos sociales o ambientales y por tanto, el acceso a financiación será más sencillo si tu compañía genera impacto positivo desde el principio. 

Esto es algo que está sucediendo ya en industrias que requieren gran inversión para sus proyectos como puede ser la energía. Las entidades de financiación ya están ofreciendo mejores condiciones a aquellos proyectos que sean menos dañinos para el medio ambiente. 

 

 3. Adaptación a la regulación. 

Impulsada por institutos internacionales como Naciones Unidas y los propios gobiernos, la regulación se está transformando para penalizar a aquellos que se desvíen de la hoja de ruta de las prioridades globales. 

Tanto a nivel local como global, la regulación se está modificando para incluir medidas que fomenten una economía menos nociva para nuestro planeta. Si la regulación siempre ha sido un agente importante para las compañías, ahora tiene todavía más protagonismo. 

Los reguladores están obligando cada vez más a las compañías a reportar y medir el impacto ambiental que generan para crear una economía más transparente. En países como Canadá por ejemplo, se están impulsando los impuestos al carbono que penalizan a aquellos que generan estas emisiones. 

 

4. Posicionamiento de marca. 

Aunque pueda parecer menos importante que las anteriores, la sostenibilidad y el impacto positivo son elementos muy valiosos para el posicionamiento y el valor de una marca. 

Vivimos en un entorno muy competitivo donde cada vez es más complicado diferenciarse, captar la atención del usuario, crear contenidos relevantes que llamen la atención de la gente y generar recuerdo de marca. 

Dentro de este entorno, tanto los medios como los consumidores son muy receptivos a contenidos de compañías que generen impacto positivo. Este tipo de contenido será más relevante, se compartirá con mayor rapidez y ayudará a aumentar el valor de tu marca y que sea más recordada. 

 

5. Satisfacción de cliente.

El propio consumidor está cambiando dando cada vez más protagonismo a la sostenibilidad de los productos que compra y ejerciendo su poder como un comprador responsable. 

Los clientes valoran por tanto cada vez más este tipo de productos y demandan a las compañías que se transformen para ayudarles a ellos mismos a ser más responsables. Esto hace que se sienten más satisfechos cuando sus compras cumplen con estos criterios. 

Esto es por tanto, una palanca clave para la retención de cliente, aumentar los índices de recomendación y evitar la pérdida y abandono hacia productos de la competencia que apuesten por esta estrategia en su modelo de negocio. 

 

6. Acceso a nuevos clientes. 

Al igual que una oportunidad de satisfacción de cliente actual, es una oportunidad de llegar a nuevos clientes que antes no podían acceder a tu producto. 

En el mundo existen muchas personas sin acceso a internet, a una cuenta corriente o a un colegio o carrera universitaria.  Haciendo llegar tu producto a estos nuevos públicos y mercados estás generando crecimiento y penetrando en nuevos mercados. 

Lo mismo sucede con personas con discapacidad, personas con problemas auditivos o de visión que no pueden acceder a productos concretos. El diseño y la innovación puede hacer estos productos también accesibles a estas personas y generar así también valor de negocio. 

Con estas iniciativas, además de satisfacer necesidades de aquellos que más lo pueden necesitar estás también generando valor para tu negocio. 

 

7. Captación y retención de talento.

Está demostrado que tener una compañía responsable con la sociedad y con el medio ambiente y que genera impacto positivo  es una palanca de atracción y retención de talento dentro de una organización, especialmente en las generaciones más jóvenes. 

Distintos estudios demuestran que los empleados que trabajan con un propósito de este tipo son empleados más satisfechos y que por tanto, pasan más tiempo en las compañías en las que trabajan. 

Esto es especialmente relevante en las generaciones más jóvenes donde cada vez es más común cambiar de compañía. Si las empresas buscan personas comprometidas que tengan una larga carrera con ellos, deben encargarse de conectar con sus empleados, con sus valores y hacerles sentir parte de un camino común. 

Tener gente buena dentro de una empresa es una ventaja competitiva fundamental, una compañía sin talento es una compañía muerta.

 

8. Calidad de producto. 

Muchos de los productos que hoy consumimos se basan en procesos de producción donde la naturaleza juega un rol fundamental. Si el ecosistema en el que se desarrollan estos productos cada vez es menos saludable, los productos que consumimos también lo serán. 

En el caso de los alimentos por ejemplo, si crecen en un suelo con menor fortaleza, en unas condiciones climáticas más adversas o incluso en un mar con plástico y contaminado, está claro que los productos van a ser de peor calidad. 

En muchas industrias, la sostenibilidad no es sólo una cuestión crítica para la estrategia de tu compañía o tu modelo de negocio, sino que puede alterar y condicionar totalmente la calidad de un producto de consumo. 

 

Encuentra tu fórmula de crecimiento e impacto. 

Estos 8 puntos reflejan distintas relaciones entre impacto positivo y crecimiento, estamos seguros que existen muchas más y existirán en el futuro, así que te animamos a compartirlas con nosotros. 

Consideramos que no hay una receta de éxito, cada compañía deberá hacer su propio análisis para encontrar cuál es la ecuación que mejor se adapta a su modelo de negocio. De lo que sí estamos seguros, es que incluso las compañías que hoy en día no generan un impacto positivo podrían transformar totalmente su negocio con alguna de las fórmulas anteriores y empezar a generar impacto positivo.